• +057 2446087
  • servicioalcliente@biotecni.com

Acerca del Grifola frondosa

Muy probablemente fue usado por los cavernícolas por sus nutrientes y sus propiedades medicinales. Desde los primeros registros de la historia oriental, hace más de 3 000 años, se han beneficiado de este hongo, y se sabe que los primeros chinos y japoneses practicantes del Taoísmo usaban esta maravilla para promover la longevidad, así como el hongo Reishi. En Japón es muy apreciado tanto por sus cualidades culinarias como por sus propiedades terapéuticas. Recientemente (1980) ha sido sujeto de numerosos estudios científicos, cuyo objetivo ha sido investigar las propiedades medicinales del hongo que ayudan en la batalla del VIH/ SIDA, el control de la diabetes y el tratamiento de todo tipo de cáncer.

Por su color café-gris y su forma hendida, no se puede encontrar el maitake tan fácilemente. Su nombre científico Grifola frondosa se deriva de grifón, una bestia de la mitología griega con cabeza y alas de águila y cuerpo de león, y frondosa, que se refiere a sus hojas. El nombre maitake viene del japonés y significa “hongo bailando”, quizás porque la alegría fue tan grande cada vez que alguien pudo encontrarlo, a pesar de su camuflaje. Y esto tenía su razón: en Asia antigua este hongo fue compensado con oro.

La fracción D (D-Fraktion), la sustancia activa mas importante en el hongo, reactiva el sistema inmunológico de manera muy efectiva. La Kobe University for Pharmacy, en Japón, afirma que este hongo puede ser preventivo contra el cáncer. También científicamente está probado su acción de equilibrar el azúcar en la sangre y su poder para bajar el colesterol. El Maitake sube la sensibilidad por la insulina de las células y mejora la adopción de glucosa en los células, por lo que es uno de los hongos mas potentes contra la diabetes.